In the Nevernever

La república del dragón, de R. F. Kuang

23 mayo 2024

 


Empecé el año leyendo La Guerra de la Amapola, el inicio de una trilogía de una autora que me conquistó con Babel y Amarilla y con esa primera entrega me volvió a alucinar. Si bien quería espaciar más las lecturas para que luego la espera por el último libro no se me hiciese tan larga, teniendo la segunda novela en casa era una verdadera tortura no sumergirme en sus páginas para descubrir como seguían las aventuras y desventuras de Rin. Por eso hoy quiero hablarles de La república del dragón, de R. F. Kuang. Una segunda entrega que nos lleva de nuevo a ese mundo fantástico lleno de dioses y magia en el que una guerra acaba de terminar solo para que una nueva y sangrienta guerra la sustituya.

«La rabia era un escudo. La ayudaba a no tener que pararse a recordar lo que había hecho, porque, siempre y cuando estuviera cabreada, todo iría bien. De esa forma, actuaba de un modo razonable. Temía acabar desmoronándose por completo si dejaba de estar enfadada».

La república del dragón es una continuación directa de La Guerra de la Amapola. Así que si aún no se han adentrado en la trilogía fantástica de Kuang, es mejor que no continúen leyendo porque esta reseña no contiene spoilers del segundo libro, pero sí que les puede adelantar parte de lo que ocurre en el primero. Si no conocen estas novelas nominadas a los premios Hugo, Nebula y World Fantasy que mezclan fantasía y dioses con la historia de China de manera espectacular, tienen que darle una oportunidad. Les dejo mi reseña de La Guerra de la Amapola por aquí con el propósito de que luego puedan ir a su librería de confianza y perderse en sus páginas.

Cuentos oscuros, de Shirley Jackson. Ilustrado por Carmen Segovia

21 mayo 2024

 


Que Shirley Jackson es una de las mejores autoras de terror es algo que puede que todos ya conozcan. Aunque La lotería es quizás su cuento más famoso, la autora estadounidense no solo escribió novelas como La maldición de Hill House y Siempre hemos vivido en el castillo, sino muchas historias cortas más. Hoy les quiero recomendar Cuentos oscuros, una antología en la que podemos disfrutar de once de esos perturbadores relatos acompañados por las maravillosas y coloridas ilustraciones de Carmen Segovia y con la excelente traducción de Maia Figueroa Evans.

«Mientras el mal rondase sin control por el mundo, ella tenía el deber de asegurar que sus vecinos se mantuvieran alertas».

Empieza el libro con un cuento titulado La posibilidad de hacer el mal, en el que nos presenta a Adela Strangeworth que con 71 años vive sola en una ciudad pequeña. Una mujer mayor que tiene una casa con el jardín de rosas más hermoso y admirado de su localidad. El tipo de persona que se enorgullece de conocer a todos en el pueblo y de saludarlos uno a uno mientras hace sus recorridos. Y todo podría parecer ideal y muy normal pero da la impresión de que últimamente algo está perturbando a sus vecinos, y en los relatos de Jackson nada es lo que parece. No les puedo adelantar más para que se sorprendan como yo al leer la historia, pero les aseguro que ya solo por este cuento vale la pena darle una oportunidad a la colección.

No me cuentes cuentos, de Sandra Sabatés y Judit Crehuet

14 mayo 2024

 


Que la violencia de género sigue estando tristemente normalizada es algo que como mujeres sabemos muy bien. Que incluso los cuentos de hadas que todos conocemos están llenos de violencia hacia muchas de esas damiselas en apuro, pero que igual crecimos leyéndolos en versiones más o menos edulcoradas como si fuese algo a lo que deberíamos aspirar. Sin saber que detrás de muchos de esos príncipes azules se escondían lobos. La novela gráfica de la que me gustaría hablarles nos trae los testimonios de mujeres reales que, aunque sus historias parecen sacadas de cuentos de hadas macabros, en realidad son supervivientes de una violencia atroz. Mujeres que están reconstruyendo sus vidas luego de sufrir abusos que ninguna persona debería soportar pero que tristemente son más comunes de los que nadie quiere admitir. Hoy quiero recomendarles No me cuentes cuentos, de Sandra Sabatés y Judit Crehuet.

«A los dieciocho, nadie piensa ni planifica mucho».

La novela gráfica adapta al formato de viñetas seis de las historias que Sandra Sabatés recopiló en la novela del mismo nombre: No me cuentes cuentos. Pero aquí son las ilustraciones de Judit Crehuet las que transformaran las entrevistas de Sabatés en historias que nos romperán el corazón. Porque, si bien los capítulos tienen título de cuentos que todos conocemos, La caperucita roja o Piel de asno, e incluso empiezan con un fragmento de esas fábulas, las historias que se narran en ellos son reales. Testimonios de violencia sufridas por mujeres en España en los últimos años. Casos que fueron noticia pero que ahora podemos descubrir desde otras perspectivas.

Qué clase de madre, de Clay McLeod Chapman

09 mayo 2024

 


¿Cómo sería vivir buscando a tu hijo desaparecido? Dedicar tu existencia a poner carteles porque aunque todo el mundo cree que el pequeño ha muerto, tu sigues pensando que está vivo en algún sitio. Esperando a que seas tu quien lo encuentre. ¿Cómo sería regresar a un lugar al que prometiste nunca volver para que el padre ausente de tu hija la pueda conocer? ¿Qué pasaría si lo que debería ser solo fingir que lees el futuro en las palmas de las manos desencadena unas extrañas visiones? Hoy quiero hablarles de Qué clase de madre, de Clay McLeod Chapman. Una novela de terror sobrenatural llena de oscuros y terribles secretos que los mantendrá leyendo sin parar.

«Terapia para pobres. La gente de por aquí visitará a un adivino antes que a un psiquiatra. Nosotros no hablamos de nuestros problemas. Los mantenemos bien encerrados hasta que su peso nos hunde. Preferimos ahogarnos en las inseguridades antes que compartirlas».

Dividido en cinco partes, el libro nos cuenta la historia de Madi, una mujer de treinta y cinco años que regresa a su pueblo natal, en Brandwine, Virginia, aunque juró que nunca volvería. Regresó para que su hija Kendra, que tiene casi dieciséis años, pudiera conocer a su padre. Ese que cuando era un adolescente le dijo a Madi (que por entonces solo tenía dieciséis años también) que no se haría responsable de ella. Así, esa adolescente embarazada se ve repudiada por sus padres religiosos y sin el apoyó del chico que la embarazó. Sola y con una niña en camino, una a la que crio sin ningún apoyo hasta que el padre de la chica encuentra la “fe” y decide que ahora sí que quiere que forme parte de su vida.

El último ramo de flores y otras historias, de Marjorie Bowen

07 mayo 2024

 


Imaginen entrar a una casa en busca de refugio durante una tormenta y encontrar que allí están velando el cadáver de un enemigo. ¿Qué ocurriría si el matrimonio que crees que salvaría tu situación económica sale mal? O si la casa largo tiempo abandonada que heredas parece estar esperando algo mucho más siniestro de lo que nadie puede pensar. ¿Y si dos hermanas gemelas se reúnen luego de muchos años sin verse y el encuentro sale mal? Todo esto y mucho más es lo que encontraremos en los ocho relatos de terror gótico y sobrenatural que acaba de publicar La biblioteca de Carfax en una antología titulada: El último ramo de flores y otras historias, de Marjorie Bowen. Otra joya que se suma a la colección de historias cortas de señoras victorianas que desde la editorial están editando en español.

«—¡Ay, buenos señores! No hablen con tanta brutalidad con el cadáver de un hombre perdido en la casa y su alma cabalgando la tormenta afuera».

El libro empieza con un excelente prólogo titulado La última victoriana, en la que Purificació Mascarell nos hace una presentación de Marjorie Bowen, uno de los muchos seudónimos (y el más célebre) que tuvo la escritora Margaret Gabrielle Campepbell. Quien empezó a escribir desde los dieciséis años y que no paró hasta el final de sus días. Al morir la autora dejó un gran legado: «150 volúmenes publicados, principalmente dramas históricos, cuentos sobrenaturales y romances góticos».
Blog design by Mery's Notebook