In the Nevernever

Kentukis, de Samanta Schweblin

23 mayo 2019


¿Dejarían entrar a un completo desconocido a su hogar para que tuviese acceso remoto las veinticuatro horas del día? ¿Qué podría llevarnos a querer comprar un animal de peluche que fuese controlado por una persona completamente anónima desde cualquier lugar del mundo? ¿Qué nos llevaría a adquirir el control de esos animales electrónicos si saber dónde nos tocará despertar o a quién tendrías que hacerle compañía? Hoy quiero hablarles de Kentukis, la nueva y fascinante novela de la escritora argentina Samanta Schweblin

“Necesitaba saber qué tipo de usuario le había tocado. ¿Qué tipo de persona elegiría «ser» kentuki en lugar de «tener» un kentuki?” .

Nos encontramos en un futuro tan cercano que bien podría ser el presente, en el que existen los kentukis, unos muñecos de peluche articulados controlados a distancia por un usuario anónimo. Cada vez que un usuario compra un kentuki se convierte en el amo, y cada vez que alguien adquiere un código tiene derecho a «ser» un kentuki. Pero mientras que los amos pueden elegir el aspecto de su mascota, las conexiones entre los diversos usuarios son aleatorias y no pueden controlar quién será la persona que los verá a través de la cámara. Los kentukis, además de observar y controlar la movilidad de sus avatares, pueden oír a sus amos, pero no pueden hablar directamente con ellos. 

Fuego y sangre, de George R.R. Martin e ilustrado por Doug Wheatley

21 mayo 2019


Ahora que llegó a su fin Juego de tronos, la mega producción de HBO que adaptó a la pequeña pantalla las novelas que hasta ahora están publicadas de Canción de hielo y fuego, la pregunta que se hacen buena parte de los seguidores es qué leer mientras se publican los dos libros que aún faltan para terminarla. Una muy buena opción es el libro del que les quiero hablar hoy: Fuego y sangre, de George R. R. Martin e ilustrado por Doug Wheatley, el primer volumen que reúne la historia de la dinastía Targaryen y su reinado sobre Poniente.

“Aegon Targaryen no conquistó los Siete Reinos de la noche a la mañana; transcurrieron más de dos años entre el desembarco de Aegon y su coronación en Antigua, que ni siquiera puso fin a la Conquista, ya que Dorne seguía sin dejarse someter”.


Escrito por el archimaestre Gyldayn de la Ciudadela, este primer volumen nos narra todo lo acontecido desde la llegada de Aegon I el Conquistador, hasta la subida al trono de Aegon III, conocido como el Veneno de Dragón. Estos son los primeros ciento treinta y un años de reinado de los Targaryen y comprenden no solo la conquista de los Siete Reinos, sino también un hecho que marcó el inicio de la caída en desgracia de la dinastía de los señores de dragones: la cruenta guerra civil llamada la Danza de Dragones. 

Una parte de lo que en este primer volumen nos cuenta ya lo conocemos por las referencias que aparecen en los libros de Canción de hielo y fuego, pero aquí se narran con una profundidad mucho mayor. Así, tenemos la oportunidad de descubrir a los Targaryen no solo como conquistadores, sino también en su papel de gobernantes con sus muchos aciertos y con sus errores. Y quizás lo que me parece aún más interesante, los podemos ver en su faceta más humana, como padres, madres e hijos. Como niños o niñas que crecerán para ser reyes o deberán ocupar ese cargo tras una fatalidad, algunos incluso verán como su derecho de sucesión le es arrebatado y tratarán de ganarlo de vuelta sin importar las consecuencias.

Fotoreseña: Los cuentos de la niebla, de Laura Suarez

17 mayo 2019

Todos estamos hechos de historias. Hemos crecido escuchando relatos, muchos con finales felices y otros, quizás los más interesantes, eran los que lograban inquietarnos. Narraciones aterradoras que conseguían que nos preguntáramos hasta qué punto lo que oíamos era verdad. En Los cuentos de la niebla, de Laura Suárez, encontraremos cuatro leyendas atemporales de Galicia, de esas que se transmiten de generación en generación, y que ahora podemos disfrutar en una espectacular novela gráfica.


Sed, de Jarrod Shusterman y Neal Shusterman

14 mayo 2019


Si hay un escritor que ha logrado sorprenderme con sus ideas estos últimos años es Neal Shusterman. Cuando descubrí que publicaba una novela independiente que había escrito junto a su hijo Jarrod Shusterman, quién además de autor es guionista para cine y televisión, sabía que la tenía que leer. Sed nos cuenta la historia de un apocalipsis urbano ocasionado por la falta de agua. La novela no es solo adictiva, sino que también es totalmente plausible. Un futuro próximo tan real y posible que resulta aterrador. 

“… «crisis de suministro». Así es como los medios han estado llamando a la sequía desde que la gente se cansó de oír la palabra sequía. Más o menos igual que cuando el calentamiento global se convirtió en cambio climático o la guerra, en conflicto”.

Nos encontramos al sur de California para descubrir junto a Alyssa, una joven de dieciséis años, cómo ella y su familia deben enfrentarse al corte total del suministro de agua. Porque, aunque todos sabían que había que tomar medidas para contrarrestar la sequía que estaban sufriendo, acciones como no llenar las piscinas, evitar darse duchas largas o incluso regar las plantas, lo que nadie podía prever era que un día todos abrirían el grifo para encontrar que ya no había ni una gota de agua. Que la restricción sería total. Que desconocerían cuándo se restablecería el agua corriente si es que llegaba a hacerlo en algún momento.

Una obsesión perversa, de V. E. Schwab

08 mayo 2019


Desde hace un tiempo tenía muchas ganas de leer a Victoria Schwab, y nada mejor que empezar a conocer a la autora gracias a su bilogía Villanos, de cuya primera entrega les quiero hablar hoy. Una obsesión perversa, de V. E. Schwab (seudónimo que utiliza la autora estadounidense para firmar sus libros para adultos y diferenciarlos de los que escribe para el público juvenil), es una adictiva novela de fantasía en la que la venganza se vuelve el motor principal de todas las acciones de sus protagonistas, sin que midan o les importen sus consecuencias. 

“Si Eli realmente era un héroe y Victor se proponía detenerlo, ¿acaso eso lo convertía en villano?”.

La novela empieza en un cementerio, en el que Victor, nuestro protagonista principal, se dispone a desenterrar un cadáver. Pero para realizar la desagradable tarea no se encuentra solo. Lo acompaña Sydney, una niña de trece años a la que solo un par de días atrás encontró vagando en la carretera bajo una lluvia torrencial y con una herida de bala en un brazo. Pronto notaremos que ni Victor ni Sydney son jóvenes normales, sino que poseen habilidades especiales que los hacen ExtraOrdinarios. Descubrir cómo llegaron allí y qué planean hacer se vuelve tan necesario como adictivo. 
Blog design by Mery's Notebook